Conforme los usuarios de equipos industriales se dieron cuenta que la filtración ayudaba a proteger sus equipos por más tiempo, cada vez más invirtieron mayor tiempo en la investigación y desarrollo de medios filtrantes que les ayudaran a proteger de mejor manera cada uno de los componentes de sus equipos, así se desarrollaron filtros para distintas aplicaciones en los que, uno de los elementos más importantes, es el medio filtrante. 

En el caso de los sistemas de admisión de aire para turbinas de gas, la evolución del medio filtrante puede identificarse de manera sencilla en la siguiente tabla, en la que se muestra la aparición de un medio filtrante y el uso que ha ido adquiriendo en la industria.

 

Conforme se ha probado la eficiencia de los diferentes tipos de medio filtrante, su aceptación aumenta o disminuye con respecto a otros, de tal suerte que tenemos a los más eficientes con una mejor aceptación que los menos eficientes. Por ejemplo, la celulosa, que fue el primer medio filtrante disponible a nivel industrial ha ido cediendo terreno (se usa cada vez menos) frente a otros medios filtrantes más eficientes como los sintéticos, que han ido mejorando notablemente y se van combinando con el desarrollo de nuevas tecnologías como las nanofibras que dan origen a nuestros productos Spider-Web y D-Salt.