La división Gas Turbine Systems (GTS) se encarga de atender a nivel mundial, las necesidades de usuarios de empresas públicas y privadas que utilizan turbinas de gas y/o turbocompresores en algunos o varios de sus procesos. Los procesos en los que típicamente se encuentran aplicaciones asociadas a las turbinas de gas y turbocompresores se relacionan en su mayoría a la generación de energía eléctrica, a los sistemas de compresión de aire a gran escala y a los sistemas de bombeo de fluidos (gases, petróleo, combustible, agua, etc.) a través de grandes líneas de suministro y distribución.

La división GTS se divide en dos grandes grupos: OEM y Aftermarket. La división de OEM se encarga de atender de manera directa y a nivel mundial a los fabricantes de equipo original, es decir, a los fabricantes de turbinas. La división de aftermarket, se encarga de atender los requerimientos de refaccionamiento y actualización de casas de filtros de usuarios que utilizan turbinas de gas, es decir, atiende a las plantas que tienen turbinas de gas que ya están instaladas y funcionando.

¿Qué es una turbina de gas?

Una turbina de gas, es un equipo que utiliza el aire como fluido principal para su funcionamiento. Como el aire es un gas, se le llama turbina de gas. Las turbinas de gas se accionan con combustible líquido (diesel), con combustible gaseoso (gas natural) o con una combinación de ambos tipos de combustible. Existen otro tipo de turbinas que en vez de aire, funcionan con vapor (energía térmica) o con agua (energía hidráulica). El tamaño y capacidad de las turbinas de gas varían dependiendo de los requerimientos del usuario y pueden ser tan pequeñas para suministrar energía eléctrica a una pequeña planta de manufactura o tan grandes para surtir de energía eléctrica a varias poblaciones.

¿Cómo funciona una turbina de gas?

Imaginen una aspiradora, como las utilizadas para la limpieza en el hogar. El motor de la aspiradora se enciende y empieza a succionar el aire junto con el polvo. El aire y el polvo que son succionados, pasan a través de un tubo y llegan a un depósito donde se acumula el polvo y se logra la limpieza de la superficie aspirada. Haciendo una analogía, la turbina, sería el motor de la aspiradora que succiona aire del medio ambiente para comprimirlo y después convertir la fuerza resultante de esa compresión en energía mecánica y cinética que se transmite a un generador eléctrico por medio de flechas metálicas (ejes metálicos) y convertirlo en energía eléctrica. Así como el motor de la aspiradora está protegido del polvo por un filtro, la turbina requiere de la misma protección pero a una escala mayor. Es ahí donde Donaldson ofrece las soluciones de filtración para este tipo de equipos. En el caso de las turbinas, los filtros se colocarían en la entrada del “tubo de la aspiradora”.